11 mar. 2011

11M


El 11M lo viví bastante cerca, desgraciadamente. Era el primer año que pasaba en Madrid, estudiando diseño gráfico y vivía a dos manzanas de la estación de Atocha. Mientras dormíamos oímos un ruido muy grande que nos despertó, pero no sabíamos muy bien lo que era. Vivíamos al lado de un edificio militar, asi que pensamos que habia pasado algo ahi. En el piso vivíamos 5, y nos levantamos rápidamente al ir las ambulancias y las sirenas unos minutos después. Algo gordo ha pasado, pensamos. El primer año que estoy en Madrid y pasa eso tan cerca de mi casa, a mi madre casi le da algo.

Era muy temprano y pusimos la tele. No dábamos crédito a lo que estaba pasando tan cerca de casa.  No teníamos teléfono fijo y los moviles no funcionaban, estaba la línea colapsada de tanta gente llamando a sus familiares. Los padres de mi chico llamaron asustadisimos. Ese era el cercanías que cogía él para ir a estudiar a Alcalá de Henares, pero ese año tenia sólo clase por la tarde. Los demás padres no pudieron contactar con nosotros. Ese día no fuimos a clase ninguno, no queríamos ni salir a la calle. Mi escuela de arte, estaba en la Avenida Ciudad de Barcelona, al lado de Atocha y me enteré al día siguiente que no se podia ni pasar.

Estuvimos todo el día viendo las noticias, como cuando el 11S, pero más cerca.

Nos costó pisar la estación otra vez, el corazón se aceleraba y veías cosas rotas todavía. Parecía mentira que todo lo que habíamos visto en la tele hubiese ocurrido ahí.

Luego se recobró la normalidad, pero la gente iba muy en silencio en el metro y en la estación no se oía ni un alma aunque estaba llena. daba escalofríos. Se notaba que la gente cogía el mentor o el cercanías por necesidad, que no les quedaba otra de pisar ese sitio.

Luego hablando con amigos y profesores, casi todos conocían a alguien que había perdido a alguien en el atentado. Tocó a mucha gente.

Ahora vivo en Albacete otra vez, y aquí todo es tranquilo, pero siempre que voy a Madrid y me bajo en Atocha me acuerdo irremediablemente del 11M.

Un abrazo para todos los que lo sufrieron directa o indirectamente.

2 comentarios:

  1. Qué triste. La verdad es horrendo que hoy en día pasen cosas así. Siempre pensamos: "no, eso de perder a un ser querido por algo así nunca me va a pasar a mi" pero la verdad es de agradecer que hoy por hoy sigamos todos en pie...
    Has conseguido ponerme los pelos de punta :(
    Un besazo enorme guapa.

    ResponderEliminar
  2. Todos lo vivimos muy de cerca, aunque no de forma física...Menuda pesadilla

    ResponderEliminar

Gracias por compartir tus dimesydiretes!