12 jun. 2012

Allí donde solíamos jugar




El 19 de mayo cumplí 31. Pero parece que fue ayer cuando flipaba con mi diadema de manos amarillas o acunaba a mi Yoyeta en ese césped. Aún recuerdo cómo olía su pelo.

Los años pasan, pero creo que lo importante para ser feliz es conservar algo de ese niño que todos fuimos.

2 comentarios:

Gracias por compartir tus dimesydiretes!