11 sept. 2009

La peor pesadilla




Anoche me acosté con dolor de cabeza, he dormido fatal y he tenido una pesadilla:

No sé porqué pero mi perro Garbanzo estaba en una especie de criadero de bulldog francés. Como si se hubiera escapado y lo hubieran cogido ellos. Yo iba allí y lo veía a través de la reja comiendo un amasijo de vetetuasaberqué en un cubo alto en el que no llegaba, y tenia medio cuerpo dentro y estaba todo sucio de esa mierda.
Yo corriendo busco al dueño que resulta ser un gilipollas que no quiere devolvérmelo, que dice que es para su hija, pero se nota que es mentira, seguro que la niña prefiere uno pequeñito, no adulto de 2 años y medio. Pero el tío quiere sacarme el dinero y por mi cara sabe que estoy dispuesta a pagar lo que haga falta.
El tío me dice que qué más me da, que me compre otro, que vaya perra me ha dado con ese. Y se me pone tan mala leche y rabia que me tengo que controlar para no tirarme encima y darle un puñetazo en toda la cara.
El tío se va y me quedo con Garbanzo, que se acerca y se acurruca debajo de mi cuerpo, yo lo abrazo y lloro con un dolor como nunca había tenido. Huele fatal, y seguro que le están dando agua del grifo, que le da diarrea…Y de sacarlo a correr ni hablamos…

Miro alrededor y están todos los perros igual, unos con cara de pena, asustados y otros con cara de malos, que ya se han curtido de estar allí mucho tiempo.
El dueño vuelve y le ruego, y él se ríe, entonces le amenazo y le digo que me lo voy a llevar por las malas. La cosa se pone fea, pero no me importa, Garbanzo no se queda ahí ni un dia mas. Me lleno tanto de rabia que creo que voy a estallar.
Al rato me despierto y me doy cuenta de que tengo ganas de llorar, y me acuerdo del sueño que está sin resolver. Me vuelvo a dormir para terminarlo bien.
No sé cómo (cosas raras de los sueños) pero al volver al sueño el dueño del criadero no está y la puerta está abierta. Cojo a mi perro y salimos corriendo los dos como alma que lleva el diablo.

Al despertar y ver que todo ha sido un sueño me lo como a besos, lo abrazo y tengo la certeza de que eso nunca le va a pasar, porque lo cuidaré y protegeré siempre, pase lo que pase.

Y ahora, mientras escribo esto lo oigo roncar en su cuna, calentito y con cara de estar soñando con huesos y juguetes.

¿Porque son los sueños tan reales a veces?

No sé cómo hay gente que abandona a su perro, a mi no me cabe en la cabeza.

Garbanzo es de las mejores cosas que tengo en mi vida. Somos uña y carne! Y siempre lo seremos.

4 comentarios:

  1. jo, que aplauso virtual acabo de darte!! :D esta entrada no se merece menos. Un abrazo fuerte y gracias por pensar de esa manera, por desgracia no somos mayoría.

    ResponderEliminar
  2. Este sueño me ha sensibilizado especialmente!! Hace 2 meses que tengo a mi gatita Trufa en casa. Mi novio se la encontró junto a sus otro 4 hermanos en una caja en el cubo de basura. Los cuidamos hasta que conseguimos regalarlos a gente de confianza q los cuidara como se merecen.
    Los animales dan cariño sin recibir nada a cambio, cosa que algunas "personas" no son capaces.
    Garbanzo está tan feliz de ser tu mascota como tu de ser su dueña. Estoy segura!
    Por cierto, te agrego a mi lista, soy fan tuya desde hace muxo! Me alegra ver q te has animado a unirte al mundillo bloguero. ;)

    ResponderEliminar
  3. Cuando empecé en el mundo bloguero, fuiste un descubrimiento para mí. Cientos de artistas intentan imitarte sin conseguirlo, porque eres única! Y acabo de descubrir que también tenemos en común el amor por los animales y por esta raza... besotes para tí y garbanzo!!!

    ResponderEliminar
  4. Me encanta tu blog, pero con esta entrada me has enamorado, un besote para ambos.^^ Eres auténtica.

    ResponderEliminar

Gracias por compartir tus dimesydiretes!